La publicidad generada por las páginas web

En el siglo XXI es casi imposible pensar en publicidad sin tomar en cuenta una página web. Las nuevas tecnologías se han convertido en un punto esencial e imprescindible en los planes de marketing de pequeñas, mediana y grandes industrias. Ahora los clientes no buscar comprar ni vender cara a cara, sino más hacer todo de forma virtual y en el menor tiempo posible. Para asegurarnos el éxito de nuestro sitio web debemos pensar en muchas cosas, pero entre ellas la primera debe ser lograr un grandioso diseño de tienda online. Para esto es necesario contratar a los profesionales en la materia, y hoy en día son muchas personas e incluso empresas que ofrecen este tipo de servicio.

Cuando pensamos en el diseño web de nuestra compañía debemos tener en cuenta ante todo el objetivo de nuestro sitio. Debemos pensar si solo queremos informar sobre nuestra empresa a los clientes, si queremos que ellos puedan comunicarse con nosotros fácilmente a través de la página, si queremos colocar videos o fotografías reales de nuestra día a día en la empresa y nuestros empleados, si queremos que nuestros clientes puedan comprar, vender y hacer cualquier otro tipo de transacciones a través de nuestra web, etc.

Luego de tener listo nuestro sitio, debemos pensar en cómo llegar a nuestros clientes actuales y potenciales a través de internet. Para esto existe lo que se conoce como posicionamiento web. Esto se basa en lograr que nuestra página aparezca en los primeros lugares de búsqueda en los principales buscadores de internet.

Existen dos maneras de lograr el famoso posicionamiento web: de forma gratuita o pagada. Pareciera ser algo sencillo de escoger, pues obviamente nos iríamos todos por la gratis, cero costos y el mismo resultado. En teoría debería ser así, pero resulta que para conseguir ese posicionamiento gratuito es necesario publicar una cantidad específica de textos con las palabras claves de nuestra empresa para que se vuelva “viral” nuestra web y se encuentre fácilmente.